902 646 331 Lun-Vie 9.00-15.00h

Puertollano (Ciudad Real)

Top

Cuánto cuesta hacer una página web en España

Cuanto cuesta una pagina web

Cuánto cuesta hacer una página web en España

Si tienes una empresa y te estás planteando crear una web corporativa, seguro que la respuesta a la pregunta de cuánto cuesta hacer una página web en España te trae de cabeza. Una pregunta tan tonta y en apariencia tan inocente como esa, y parece que nadie es capaz de responderla ¿verdad?.

La historia se repite una y otra vez, cada vez que nos llega un cliente a Bukimedia pidiendo un presupuesto para hacer una página web es como recibir a un veterano de la guerra de Iraq con síndrome de estrés postraumático, puedes adivinar la desorientación en sus pupilas. Y es que cuantas más empresas o proveedores hayas consultado para saber cuánto cuesta hacer una web para tu negocio, más desorientado estarás.

 

Cliente desorientado

Cliente desorientado – mirada de las mil yardas –

De entrada te diré que hacer una página web puede ser totalmente gratis. Es más, la mayoría de herramientas y tecnologías que los profesionales usan para crear una página web son gratuitas y puedes usarlas tú mismo. Los CMS más usados como WordPress o Joomla están disponibles para que te los descargues sin coste alguno, y si te parecen muy complicados incluso puedes usar servicios como Jimdo o Wix. Además puedes encontrar empresas de hosting que te ofrecen alojamiento por unos pocos euros al mes o incluso de forma gratuita.

CMS creación webSi las herramientas son gratuitas ¿por qué me han llegado a pedir hasta 5000 euros por hacer una web?

 

Básicamente porque el coste real de hacer una página web no está en los “materiales” sino en el conocimiento aplicado. Los profanos en la materia piensan que hacer una web consiste en comprar un dominio, instalar un wordpress en un servidor, ponerle una plantilla bonita y meter información de cualquier manera. Lo que viene a ser una tarjeta de visita, pero digital ¿Eso me vale, no? Pues no.

Antes de plantearte hacer una web, define unos objetivos.

 

Si tienes un poco de visión comercial, ya te habrás dado cuenta de que tener un sitio web no es una cuestión de “estar”, sino que es un canal de negocio más dentro de una empresa, y no sólo eso, sino que cada vez supone una parte más importante dentro de la misma. Es tu imagen, pero también es tu comercial que trabaja para ti 24×7. Y si antes bastaba con tener una web presencial con el contacto de nuestra empresa, ahora te encontrarás con que ya llegas tarde a Internet, y hay que competir.  Así que lo primero que tendrás que hacer es definir unos objetivos, tener un plan DAFO definido, o al menos un esbozo del mismo, y cruzarlo con los requisitos de tu proyecto web, que en definitiva será el punto alrededor del cual pivotará tu estrategia digital.

 

Alicia y el Gato Cheshire

Si no sabes a dónde vas, da igual el camino que tomes

 

Cuánto cuesta hacer una página web en España

Existen una serie de características universales a la hora de ponerle precio a cualquier tipo de servicio, y de cuya intersección o solapamiento podremos inferir el resultado y coste cuantitativo de un entregable. Algo así como el siguiente gráfico:

 

Cuánto cuesta hacer una página web

Reglas de un presupuesto web

Para responder mejor a la pregunta de cuánto cuesta hacer una página web, paso a detallarte a continuación un desglose de lo que puedes esperar según los tramos de presupuesto más comunes (basado en el mercado español y siempre de forma orientativa).

Gratis

 

Si tu único objetivo es tener una carta de presentación digital, puedes usar servicios completamente gratuitos como Wix, Jimdo, o el plan gratuito de WordPress.com en los cuales tú eliges la plantilla, la personalizas un poco y listo, ya estás en internet. Son la opción perfecta si lo único que buscas es tener una primera toma de contacto con internet o si eres un blogger primerizo que tan sólo quiere empezar a escribir sus primeros posts sin mayores pretensiones.

Ventajas:

Totalmente gratuito.

Inconvenientes:

No puedes analizar las estadísticas de tu web con Google Analytics, las opciones de personalización son muy limitadas e incluso en alguna de las opciones se muestran anuncios. Además, no podrás recuperar el contenido si decides migrarte a una solución profesional. Sólo deberías considerarlo como una opción a modo de banco de pruebas, pero si tu tiempo vale algo, ni te lo plantees.

 

De 250 a 500 euros

 

Suele ser la “opción cuñao”. Amigos informáticos o el hijo de la vecina que hizo un cursillo de verano y su madre nos jura y nos perjura que es muy apañao. También hay “empresas” que ofrecen hacerte una página web por esos precios pero que básicamente te dan poco más que las opciones gratuitas antes descritas empaquetadas en un bonito marrón que tendrás que administrarte tú de ahí en adelante. Si ya has tenido experiencia con estas empresas, sabrás que se caracterizan por decir “sí a todo”, sin importarle si necesitas un producto o servicio o si realmente podrán hacer lo que les pides. Aprende a identificarlos o acabarás renegando de Internet y cualquier cosa que se le parezca. Sin embargo, si das con alguien honesto y de confianza pueden ser una buena opción para desembarcar en internet con algo mínimamente digno. Pero aviso, cuando quieras crecer y empezar a sacarle rentabilidad a Internet, te tocará buscar una empresa “seria” que seguramente te recomiende rehacer la web sobre la que poder trabajar aspectos como la conversión o el SEO.

Ventajas:

Puedes tener funcionalidades que con las opciones gratuitas no tenías. Te tocará comprar un dominio y pagar un hosting mensualmente, así que empezarás a tomar contacto con elementos comunes a lo que es tener una web profesional. Puede ser una opción económica para aguantar hasta que puedas permitirte algo realmente profesional.

Inconvenientes:

Por este precio no puedes pretender que entren en juego los diversos perfiles necesarios para crear una web profesional: Experto UX, Diseñador, Experto técnico/programador, Consultor SEO/CRO, etc. Así que como mucho tendrás detrás a un “Juan Palomo” que con suerte sabrá un poquito de todo. Una vez esté la web en el aire puedes borrar su número de la agenda, porque no le resultará rentable atenderte y por esta razón no lo hará. Si tu negocio depende de esto, que haya suerte, no esperes resultados o te frustrarás enseguida.

 

De 1500 a 3000 euros

 

En este tramo ya puedes esperar que te monten una web en un CMS tipo WordPress o Joomla pero a nivel profesional. Y eso debería significar lo siguiente:

  • Un analista/consultor web que entienda los requisitos de tu negocio y haga una planificación en base a unos objetivos.
  • Un experto en UX que defina los caminos de usuario y los ponga en común con un experto en conversión para conseguir esos objetivos.
  • Un diseñador web profesional que sea capaz de convertir ese esqueleto web en algo realmente atractivo.
  • Un experto SEO que vele porque no se cometan errores y que tanto la estructura como el código sean óptimos para el posicionamiento web.

Esta debería ser la opción óptima para PYMEs y empresas que busquen rentabilizar su inversión en Internet. Pero desde luego el trabajo no termina ahí, sino que debería ser la base para invertir en un proyecto de éxito, con una estrategia bien definida en SEO, SEM y Marketing de Contenidos. A la hora de elegir una empresa que nos haga una web en esta horquilla de precio, debemos tener en cuenta que cuiden los aspectos que indico arriba y que nos ayuden a definir los objetivos de la web y cómo atacarlos. Sobre todo, hemos de pensar que vamos a establecer una relación comercial de largo recorrido, por lo cual nos interesa una empresa que sea estable, honesta y nos ofrezca confianza. Que se preocupen más por proponer soluciones que de hablar de dinero sin más es una buena señal.

Ventajas:

Trabajamos con profesionales. Por lo general, deberían de poder orientarnos sobre las acciones a tomar para hacer que nuestro proyecto tenga éxito, aunque no entre en el presupuesto inicial. Normalmente se preocupan de crecer con nuestro negocio y se establece una relación comercial duradera.

Inconvenientes:

No es tan barato como la opción anterior, y un presupuesto mayor no implica que la empresa sea mejor o más seria. Sobre todo debemos tratar con ellos para saber si nos ofrecen confianza o no. Huir de los “si a todo” y de las varitas mágicas. El presupuesto debe estar perfectamente desglosado y justificado.

 

A partir de 5000 euros

 

Se trata de proyectos más ambiciosos. Sin llegar a ser webs de sitios grandes (cientos de miles de visitas al mes), son el tipo de webs indicadas para empresas medianas que apuestan fuerte por internet y para las cuales este canal es una fuente de ingresos muy importante. Normalmente un proyecto de este tipo no se entiende sin una ambiciosa campaña en marketing y SEO asociada. Si tu web requiere de algún tipo de programación a medida desconfía si te ofrecen un proyecto por menos de este precio. Por supuesto, en webs a medida el techo de presupuesto lo pondrá la complejidad del mismo, y vendrá dada por las horas de programación necesarias. Así que si tu proyecto es muy complejo no te asustes si ves cifras de 4 y 5 ceros. Antes de meterte en un desarrollo a medida plantéate si lo que necesitas no puede hacerse con herramientas que ya existen en el mercado.

Ventajas:

Si tienes una empresa que busca rentabilidad en Internet, no hay otra opción. Aquí ya no valen los sitios gratis, ni cuñaos, ni medias tintas. Si eliges bien y tienes un buen proyecto, puedes conseguir una buena rentabilidad en cuestión de 1 o 2 años. Sobre todo, elige una empresa que te muestre cifras reales y previsiones realistas.

Inconvenientes:

El dinero no lo es todo, y si nuestro proyecto o modelo de negocio no es rentable realmente, da igual lo que invirtamos en una web. Primero debemos tener un buen producto o servicio, un modelo de negocio sólido y unos procesos de negocio probados y validados. Un buen consultor web nos dirá si con esa base nuestro proyecto será rentable en Internet, y cómo debemos invertir para que funcione.

 

Conclusiones:

Como decía al principio, cuánto cuesta hacer una página web dependerá de cuáles sean nuestras metas. Espero que este artículo te haya servido de referencia para saber cuánto deberías invertir según tus objetivos y lo que deberías esperar según el presupuesto destinado a ello. Habrás visto que no hay webs caras ni web baratas en términos absolutos, todo depende de lo que esperes obtener con dicha web. Así, una web gratis puede salirte cara si inviertes tu tiempo y no obtienes nada a cambio (lo más normal) y por el contrario una web de 5000 euros puede salirte muy barata si te ayuda a conseguir una alta rentabilidad. Y para saber si tu inversión es rentable siempre debes preocuparte de medir tus resultados. En cualquier caso, recuerda que un proyecto web no es tan distinto de un proyecto “offline”, y no hay proyecto de éxito a inversión cero.

Si te he ayudado en algo no seas tímido, ¡compártelo! y si lo que necesitas es que te asesoren de forma personalizada, puedes ponerte en contacto con Bukimedia ahora.

 

Share

Especialista en tecnologías web. A veces escribo sobre SEO, SEM, Marketing Digital y Programación. El resto del tiempo me dedico a hacer crecer los proyectos en Bukimedia. Maniático de los pequeños detalles, porque creo que son los pequeños detalles los que marcan la diferencia.

  • Natalia

    Gran post.
    Esto le viene bien a más de uno, así que lo comparto en mis redes a ver si lo ven y se dejan de quejar de precios, jajajaja.
    Me quedo con la frase del principio “el coste real de hacer una página web no está en los ‘materiales’ sino en el conocimiento aplicado”.
    Un saludo,