Si tienes una tienda online, probablemente te preguntes cómo ha de ser la hoja de producto ideal para ecommerce.

Piénsalo, la hoja de producto es tu carta de presentación. Te lo juegas todo a esa carta, y de lo atractiva y convincente que resulte dependerá que tu producto se venda o no. Así de duro. En Internet no existe la figura del tendero amable que atiende con una sonrisa al cliente y le enseña pacientemente el producto hasta que queda satisfecho y se lo lleva. En Internet el tendero es la hoja de producto, así que te la vas a tener que currar.

Al final, que tu hoja de producto sea perfecta dependerá de tu creatividad y lo mucho que cuides los detalles, pero si cuidas los siguientes aspectos te puedo asegurar que estarás muy cerca de alcanzar esa perfección. Veamos cuáles son esos aspectos:

Fotografía del producto

Es en lo primero en lo que se fijan los clientes. Malcom Bladwell en su libro “Blink” presentaba los datos de un conocido experimento de la psicóloga Nalini Ambady en la que se llega a la conclusión de que las personas nos formamos una primera impresión en tan sólo 2 segundos. Lo que dura un pestañeo (de ahí el nombre del libro, “Blink”).

Haz la prueba, ponte el temporizador del móvil con la alarma a 2 segundos, abre la página de producto de un ecommerce y ciérrala en cuanto suene la alarma. ¿Qué te ha dado tiempo a ver? ¡Bingo! La fotografía. Si la foto de nuestro producto ha causado mala impresión, da igual los argumentos que des en la descripción, tu cliente ya se ha creado una idea de tu producto y va a ser muy difícil luchar contra ella en el caso de que sea negativa.

Comparativa de fotos de productos

Precio

A este apartado podríamos dedicarle un artículo entero. Pero para no aburrirte vamos a darte sólo un par de consejillos: a los clientes no les gustan las sorpresas, y haz los precios atractivos. Lo primero significa que nunca nunca nunca escondas tasas y sobreprecios ocultos, y si los gastos de envío están incluidos (gratis) mucho mejor. Seguro que te viene a la cabeza alguna aerolínea de cuyo nombre no quiero acordarme que aparentemente tiene unos precios por billete muy baratos y te van añadiendo mil sobrecostes y “extras” no deseados hasta que llegas al precio final. ¿Alguna vez te ha pasado? ¿A que no mola? Pues eso. No maltrates a tus clientes.

Y respecto al segundo consejo, pon el precio en un sitio visible y destacado, que se note que es el precio vaya, pero sin estridencias. Con respecto al tema de los decimales, para gustos colores, pero alargan la cifra final y dan la impresión de un precio mayor (16,95 parece más que 16). Ah, y la gente siente predilección por el nueve, parece una tontería pero casi todos los consumidores preferirían 99 antes que 95 (por eso a veces se ponen los decimales a pesar de alargar la cifra, mejor 16,99 que 17).

Ofertas

Si el producto está en oferta, ésta debe ser clara y concisa. Usa ofertas con tiempo limitado o aceleradores de venta para añadir urgencia a dicha oferta. Aquí apelamos al concepto de “urgencia” o escasez. El “me lo quitan de las manos” de toda la vida. Un producto se hace más atractivo si se convierte en una oportunidad, y el factor de escasez potencia este efecto.

Ventas flash

Descripción del producto

No escatimes en describir tu producto y sus aspectos técnicos. Pero sobre todo aporta valor, no te quedes en escupir la tabla de características como si fueras una máquina. Se supone que si vendes ese producto es porque lo conoces mejor que nadie ¿no? Pues hazte preguntas que un cliente en el proceso de decisión de comprar un producto de ese tipo se haría. Sobre todo piensa en sus miedos, aquello que pueda estar disuadiéndolo de completar la compra ¿tendrá enchufe europeo?¿me quedaré calvo si lo uso?¿es mejor una bicicleta con ruedas de 29″ o de 26″? , y en las fortalezas de ese producto que le hacen destacar sobre otros con los que seguramente estará comparando (le dura la batería 2 días enteros, apura al máximo el afeitado, hace el café más cremoso que el resto de cafeteras de su categoría…). Hazle la vida fácil al consumidor, elegir un producto conlleva un doloroso esfuerzo mental, allánales el camino de decisión.

Botón “Añadir al carrito”

El Santo Grial, queremos que el usuario lo pulse a toda costa. Así que por favor ¡no lo escondas! Que se vea bien, con un buen contraste con respecto al fondo (el color da un poco igual, no te creas eso de que tiene que ser amarillo para convertir más) y en un lugar destacado. Debajo del precio o de las opciones de configuración del producto sería el sitio ideal.

Botón añadir al carro

Buscador

Hay consumidores a los que les encanta perderse navegando por la tienda (lo más parecido a irse de compras) y otros que tienen muy claro lo que quieren y van directos al producto. Estos últimos están muy motivados, lo tienen clarísimo y no quieren perder el tiempo, así que se van al buscador e introducen el nombre del producto que desean comprar. Se puede decir que van “con la cartera en la mano”, están en el último paso del proceso de maduración de un cliente. ¿Pillas ya la importancia de darles lo que quieren, no? Pues ponles el buscador lo más a mano posible, siempre visible y en un lugar destacado. Ah, y más te vale que sea rápido al encontrar productos. El buscador de Prestashop por ejemplo destaca bastante en esto.

Buscador

Envío gratis

Los costes de envío son una de las mayores resistencias a la venta que tienen los comercios electrónicos. Tener la opción de envío gratis hará que aumenten las ventas drásticamente. Valora esta posibilidad siempre que puedas.

Envío gratis

Valoraciones de otros clientes

¿Recuerdas que el proceso de decisión le suponía un gran esfuerzo al consumidor? No nos gusta equivocarnos, queremos saber que la elección que hemos hecho es la correcta. Y a veces no basta con apoyarnos en los fríos datos de las características del producto. Nos fiamos más de lo que puedan decir otras personas que ya han pasado por la misma experienca que nosotros que todos los argumentos de venta que les podamos dar. “Todo el mundo habla bien de este producto, y encima dicen que han tardado poco en el envío”,”¡vaya, no me puedo equivocar!”.

Pero ojo, no caigas en la mala práctica de falsear los comentarios o se volverá en tu contra. Siempre que puedas utiliza plataformas tipo Ekomi, Trusted Shops, Opiniones Verificadas, Trustivity, o cualquier otra que garantice que las opiniones son reales y no es posible su manipulación. Sí, son de pago, algunas más baratas que otras, pero si te digo que tus ventas aumentarán de media un 30% ¿te parece que merece la pena?

Chat en directo

Es una forma de poder “enganchar” al cliente al vuelo. Si les damos la opción de poder preguntarnos dudas en tiempo real, muchos clientes optarán por esta solución por ser las más inmediata, antes que seguir buscando información en otro sitio o frustrarse. También nos servirá para conocer las preocupaciones de nuestros clientes (conoce tu cliente) y los posibles problemas funcionales de nuestro ecommerce que no habíamos detectado antes (no encuentran el botón del carrito, no le salen los gastos de envío, etc). Es una herramienta muy valiosa para mejorar el proceso de venta, así que no dudes en incluirla siempre que puedas. Aunque no puedas estar disponible 24×7, hay plugins de chat que permiten que las preguntas de los clientes se queden grabadas en un correo electrónico para su posterior resolución. Nosotros recomendamos Zopim.

Chat en vivo

Sellos de confianza

Otro de los factores críticos de un comercio online. La confianza. Hay que luchar contra todos los miedos que pueda tener un posible usuario que le impidan realizar una compra online. Y el mayor de ellos evidentemente es ¿me van a timar?.

A los usuarios les da “mucha cosica” tener que introducir los datos de su tarjeta bancaria en un sitio que no conocen de nada (que tengas una marca conocida es un factor de confianza) y que no tienen delante físicamente. Y si lo piensas bien, es normal ¿por qué iban a tener que fiarse de ti?. Pues esfuérzate en darles por qués. Existen sellos de confianza que harán que tus usuarios se sientan más seguros y decidan convertirse en clientes ¡Utilízalos siempre!

Sellos de confianza

Estructura tu página

Destaca los contenidos más importantes haciendo uso de títulos H2 o H3. Recuerda que el título H1 lo dejaremos para el nombre del producto. Igualmente, usa párrafos para dividir el contenido y hacerlo más legible. Si hay algún nombre importante o concepto que quieras definir, usa negrita. En definitiva, remarca aquello que quieras destacar, piensa que las personas leemos en dos modos: modo escaneo, y lectura en detalle.

Durante el modo escaneo la vista va saltando de un sitio a otro rápidamente, de izquierda a derecha y de arriba a abajo, sin hacer grandes paradas en cada elemento. Ahí cobran especial importancia las imágenes, los titulares y las negritas. Los párrafos facilitan este tipo de lectura, así que úsalos de forma inteligente. Tienes que conseguir que una persona leyendo en ese modo sea capaz de extraer toda la información que necesita para hacerse una idea del producto, y de transmitirle los elementos de persuasión necesarios para empujarle a comprarlo.

Respecto a la lectura en detalle, el nombre es bastante autoexplicativo ¿no?

Y para que te quede todo claro, hemos preparado una infografía donde tienes toda la información concentrada. Te damos permiso para que la uses de chuleta siempre que quieras 😉

Infografía de la hoja de producto ideal para ecommerce

Infografía la hoja de producto ideal para ecommerce

¿Te ha parecido interesante? Tenemos unos cuantos truquillos más a la hora de crear una tienda online que podemos contarte sólo a ti si lo necesitas. Si quieres más información y hacer que tu tienda online destaque sobre las demás puedes contactarnos aquí.

  • Pau Mompó

    Buenas! No os olvidéis de weeComments.com como alternativa gratuita a los servicios de opiniones de clientes para tiendas online.

    Un saludo!

©2017 Bukimedia S.L.U. Todos los derechos reservados.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?